El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, declinó formalmente ayer su precandidatura a la gobernación de la provincia de Buenos Aires con el propósito de postularse para un nuevo mandato al frente del municipio que administra desde 2009, y afirmó que desde ese lugar “profundizará el proyecto nacional y popular”.

“He tomado la decisión, desde lo personal y lo político, de seguir compartiendo junto a los lomenses todo nuestros sueños. Los invito a que me acompañen en una nueva gestión”, afirmó Insaurralde en un acto que contó con la presencia del gobernador de la Provincia, Daniel Scioli, y que se llevó a cabo en el parque Eva Perón de esa localidad de la zona sur del gran Buenos Aires.

“Debemos cuidar todo los logros que con tanto esfuerzo hicieron Néstor (Kirchner) y la presidenta Cristina (Fernández de KIrchner). Desde Lomas tenemos que apoyar a este modelo de país. Por eso, lo invito a que acompañemos a Daniel (Scioli) como candidato a presidente y que reventemos las urnas en octubre”, exhortó el jefe comunal.

Al cierre de este encuentro que congregó a la militancia del Frente para la Victoria de Lomas de Zamora, Scioli ponderó la decisión del ex diputado, al subrayar que “como peronista priorizó llevar a la victoria el proyecto”.

“Martín (Insaurralde) priorizó lo colectivo y llevar a la victoria este proyecto. Como decía (Juan Domingo) Perón: 'Primero está la patria; luego el movimiento y por último los hombres'”

La decisión de MI habría sido motivada por el pedido expreso de Daniel Scioli, que, sabiendo de la resistencia que provoca en el kirchnerismo luego de sus coqueteos con Massa, le sugirió un renunciamiento a cambio de un "premio" en la posible futura gestión de DOS.