La empresa recuperada Cresta Roja, usada como modelo por el Gobierno para vetar la ley antidespidos, el Sindicato de Trabajadores de la Carne exigió al Gobierno nacional y provincial conformar una mesa de diálogo para abordar un petitorio que incluye aumentar a 11.000 pesos  el Programa de Recuperación Productiva (Repro) y la reincorporación de 2.500 trabajadores que se encuentran cesanteados luego del anuncio de reapertura de la empresa por parte del presidente Mauricio Macri.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Carne, Silvio Etchehun, adelantó que mañana se llevará a cabo un paro con movilización a la planta de Ezeiza, que no está funcionando, a diferencia de la de Esteban Echeverría, que está faenando unos cien mil pollos. El motivo se resume en la lucha por la recuperación de los cargos de 2500 empleados que quedaron afuera de la reestructuración de la empresa avícola, tras quebrar a fines de año pasado.

“Están embroncados porque el Presidente hizo pública una versión que no es la correcta: Cresta Roja no tiene cinco turnos, y tiene solo 487 trabajando en la faena, que se reincorporaron. Además, les cayó muy mal que Macri haya ido ahí a vetar ley antidespidos, cuando hay 2 mil afuera”, explicó.

El sindicalista aclaró, no obstante, que no buscarán interferir el normal funcionamiento de la empresa y que se limitarán a reclamar en la planta 1, en Ezeiza, sin perjudicar el desarrollo de la planta 2, en Echeverría. De la movilización no participarán los trabajadores que fueron reincorporados, porque los delegados gremiales “sienten presión de la empresa y temen ser castigados”. Etchehun señaló que los trabajadores despedidos están cobrando 6 mil pesos desde diciembre, cuando no fue lo acordado, y denunció que se les quitó la obra social.

“Estamos pidiendo que se les aumente a 11 mil pesos lo que están cobrando por el Repro (Programa de Recuperación Productiva)”, señaló Etchehun. Además, el representante de los trabajadores dijo que van a pedir 2500 bolsones de alimentos y la misma cantidad de garrafas sociales.

En ese sentido, les solicitan al gobierno provincial y nacional la conformación de una mesa de diálogo para las reincorporaciones, ya que, asegura el líder gremial, está habiendo discriminación porque “a los que estuvieron protestando no los están llamando”.

Cresta Roja fue reabierta en abril con una reducción del plantel laboral y cambios en las condiciones de contratación. Si bien está funcionando, aún conserva serios problemas y los trabajadores aseguran que el diálogo por los despedidos “está planchado”, por eso esta nueva movilización.

Al inicio de las nuevas operaciones, en mayo, la planta comenzó a faenar 80.000 pollos por día, cifra que hoy asciende a 130 mil. Antes de la quiebra, la planta de Esteban Echeverría faenaba 200 mil pollos por día, y la de Ezeiza, 180 mil.