Los primeros en expresar su rechazo a la medida fueron los dos ediles que componen el bloque Proyecto Nacional, –que responde al vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto–, quienes fueron los únicos que durante el debate en el Concejo Deliberante votaron en contra de la beneficio solicitado por Martín Insaurralde.

“Rechazo la ordenanza porque no tiene un carácter urgente ni un interés público”, señaló en primer lugar Julio Rivero.

“En un tiempo de trabajo, en un año con muchas dificultades desde Lomas de Zamora, el intendente pidió licencia en su cargo Ejecutivo y necesitamos que el compañero esté al frente de la intendencia, por eso no estoy de acuerdo”, justificó más tarde Emilio “Beto” Solas.

Además, Solas le reclamó a Insaurralde que “esté al frente para solucionar los problemas del distrito. No necesitamos una Intendencia al mejor estilo macrista desalojando con topadoras”.

“Volvió en diciembre y ahora pide una licencia que no es por enfermad ni por otra causa importante. Los barrios necesitan respuestas del municipio, no pedidos de licencia”, agregó el edil del espacio que conduce el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto.

El pedido de licencia resultó avalado en general por la  mayoría del Concejo –tuvo el apoyo del el apoyo de los bloques del FAUNEN, el Frente Renovador y el grueso del FpV–, con la excepción de los de ediles de Proyecto Nacional.

En tanto, se ausentaron los ediles Juan Francisco Navarro (Movimiento Evita), Vanesa López (La Cámpora), Juan Carlos Véliz (Frente Renovador) y Ramiro Trezza (Frente Renovador).

Fuera del recinto de debate, también se hicieron oír las críticas. Laura Berardo, precandidata a intendenta en Lomas por el espacio que conduce el vicegobernador Gabriel Mariotto y referente local de Proyecto Nacional aseguró que Insaurralde es “un intendente ausente” que sigue la “línea del oportunismo” y agregó que se trata de “un ejemplo para discutir seriamente cómo queremos llevar adelante la política y cómo queremos militar". Además, remató: “serán los propios vecinos quienes sacarán sus conclusiones con un intendente ausente”.

Según la explicación de la vicepresidenta del Concejo Deliberante, Ana Tranfo (FpV), el beneficio consta de una licencia “por 45 días, que pueden ser tomados desde el día de la fecha hasta el 31 de diciembre”. En tanto, aclaró que “cada vez que el Intendente tome algunos días debe manifestar los motivos de la misma. Los puede tomar corridos o partidos pero manifestando los motivos”.