Las trabajadoras de la Subsecretaria de Niñez de Quilmes denunciaron que el intendente Martiniano Molina reactivó los despedidos en el sector, que habían comenzado con su llegada a la gestión.

Además explican que el municipio lleva adelante un vaciamiento de las políticas públicas orientadas hacia los menores de edad en situación de vulnerabilidad.

Desde el “Colectivo de Trabajadoras de Niñez” sostuvieron que “se han producido despidos sin causa justificada y señalan como responsables a la Secretaria de Desarrollo Social María Ángel Sotolano y la Subsecretaria de Niñez, María Laura Ghio”.

Además, de destacar “la idoneidad y compromiso de las compañeras despedidas” y reclamar su “reincorporación”, señalaron que dicha situación “da cuenta de la incertidumbre y vulnerabilidad laboral en la que nos encontramos ante cada vencimiento bimensual de nuestros contratos”.

A su vez, aseguraron que parte de la planta de empleados se encuentra desde hace cuatro meses sin percibir sus sueldos pese a que las empleadas “prosiguieron sin interrupción de sus actividades laborales durante todos estos meses”.

Por ello hacen circular un petitorio, al que se puede acceder de forma electrónica, en el que exigen la “Regularización (sin recortes) de los recursos económicos y materiales básicos para el acompañamiento a los niños y sus familias. Efectiva reincorporación de las trabajadoras despedidas, a sus puestos respectivos, en forma urgente e inmediata”.