El intendente de Lanús, Néstor Grindetti –Cambiemos-, se refirió a la polémica generada por los despidos en diferentes municipios, a nivel provincial y nacional, y aseguró que desde su espacio “no sacamos gente por su ideología” en ese distrito del sur del conurbano bonaerense.

En ese marco, Grindetti contó que “al irse el intendente (Darío Díaz Pérez -FpV-) se fueron 300 personas y nosotros llegamos con 80” y también remarcó que “había gente que había empezado a trabajar hace poco y no tenía una función específica, ya que algunos no hacían nada”.

Sobre la relación con el personal municipal, Grindetti manifestó: “Hablo con mucha gente que no coincide ideológicamente con nosotros pero son profesionales y nosotros no sacamos gente por su ideología”.

“Lo que sí hay es gente que hace maldades, como ayer que metieron arena en un motor de una ambulancia, y no hay muchas en Lanús. Lo que hacemos con ese grupo es identificarlo y hacerle un sumario”, denunció el intendente.

“El funcionamiento que encontramos en el municipio es patético”, sentenció el ex secretario de Hacienda porteño en declaraciones radiales. En una breve descripción, detalló: “Encontramos un municipio con muchos problemas en espacio público y de seguridad, con un Estado ausente”.

Grindetti concluyó: “Lo que sí nos llamó la atención es lo que encontramos adentro del municipio, ya que encontramos un plantel desmotivado”.