El traspaso de la gestión del Hospital Dr. Eduardo Wilde desde la órbita municipal hacia el sistema de salud que administra la gobernación bonaerense, generó resistencia por parte de algunos vecinos y los trabajadores del nosocomio. Desde el oficialismo denuncian que el massismo realiza un "aprovechamiento político burdo" de la situación.

En diálogo con este medio, el concejal y dirigente de lLa Cámpora de Avellaneda, Emmanuel González, recordó que esto "no es una entrega a los privados, el hospital queda en manos del Estado". Además, explicó que la decisión "no se tomó por decreto", sino que fue votada por el Concejo Deliberante.

De hecho, la provincialización atiende al requerimiento del juez Luis Armella, quien dispuso que todos los hospitales de la Cuenca Matanza Riachuelo estén bajo el ámbito bonaerense. El traspaso cuenta también con el apoyo del ministerio de Salud Bonaerense y ya está tenido en cuenta en el Presupuesto 2015.

Uno de los principales opositores a la iniciativa es el exconcejal massista, Alberto "Beto" Silva. El referente del Frente Renovador fue uno de los impulsores de la medida cautelar que fue presentada el 7 de enero y avalada por el juez de Garantías 9º de Avella­neda, Luis Carzoglio. Lo que frenó el traspaso hasta que la justicia investigue si existen irregularidades.

El dato curioso es que dentro del FR, Silva responde a un intendente denunciado por mala praxis en su propio distrito. Se trata de Jesús Cariglino, alcalde de Malvinas Argentinas. La semana pasada vecinos acompañados por, entre otros, el premio Nobel de La Paz Adolfo Pérez Esquivel, le reclamaron al jefe comunal por las muertes “evitables" de bebés. No es el único distrito gobernado por dirigentes massistas en donde la salud está en el ojo de la tormenta.

En Hurlingham, el jefe comunal, Luis Acuña, dispuso la privatización de los centros de oftalmología y odontología del Sistema de Salud municipal. Lo significativo es que el Hospital de Ojos, ubicado en Villa Tesei, fue inagurado en 2009 por la presidenta Cristina Fernández para ser utilizado por los vecinos y administrado de manera pública.

Silva, además, aseguró el objetivo por el que el intendente Jorge Ferraresi busca provincializar el hospital Wilde es para "tener vacantes para que ingrese La Cámpora”.

"Hay una clara intencionalidad y no es el ahorro de fondos para la gestión de Ferraresi, sino que la idea es hacer esto para conseguir 500 vacantes que dejarían los tra­bajadores del Hospital de Wilde para meter a gente de La Cámpo­ra como empleados municipales", aseguró el dirigente massista.

González desmintió enfáticamente estas acusasiones y aseguró que no se trata de otra cosa que de "provocaciones". Además, lo atribuyó a que la oposición es consciente de que el Frente Para la Victoria "es la fuerza política que seguramente va a ser reelecta".