En su último acto oficial antes del recambio, el intendente saliente de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez, aseguró que no pondrá “ningún obstáculo” en la transición de gobierno local y le deseó éxitos al futuro gobierno de Martiniano Molina en la ciudad y a María Eugenia Vidal en la Provincia.

“Quiero agradecer a todos los vecinos la presencia en este, que es mi último acto oficial como intendente de Quilmes; no vengo a hacer un recorrido de todo lo que hemos hecho, sino que vengo a agradecer a esta ciudad que me conoce desde hace muchos años”, manifestó el jefe comunal a modo de despedida.

Al encabezar el desfile por el 143º aniversario de la ciudad de Ezpeleta, Gutiérrez adelantó que “hay obras proyectadas que van a seguir su curso; cambian las autoridades, pero la sociedad continúa avanzando. Ahora nos toca seguir trabajando en este sistema democrático como oposición, pero una oposición constructiva”.

En ese marco, el intendente de Quilmes fue consultado por la etapa que vivirá nuestro país luego del 10 de diciembre: “Ahora viene una etapa nueva en el país, con un gobierno de otro signo político, de otro pensamiento; esperamos que este gobierno tenga aciertos en las medidas económicas, sociales y políticas que van a llevar adelante para el beneficio del pueblo argentino”.

“Nosotros no vamos a poner ningún obstáculo, al contrario, estamos colaborando, abriendo toda la información de cada una de las áreas del Municipio a la nueva gestión, para que esta sea una transición de la manera más abierta, transparente y democrática, sin ninguna objeción”, sostuvo el “Barba”.

Asimismo, recordó que ya hay diálogos con el intendente electo del PRO, Martiniano Molina, y “le estamos facilitando los pasos para que él pueda asumir sin ningún inconveniente”.

En un mensaje de cooperación hacia el nuevo mapa político liderado por Cambiemos, el jefe comunal sostuvo: “Desde ya le deseamos a Molina, a la gobernadora Vidal y al presidente –Mauricio- Macri, éxito en su gestión; nosotros como fuerza política vamos a estar observando y velando por los intereses de nuestro pueblo”.

Por último, el “Barba” manifestó cuál será el rol opositor del PJ y se mostró optimista, pese a la derrota del FpV: “Hay que dar un mensaje de esperanza, de aliento y de buenas expectativas; esperamos que este nuevo gobierno pueda responder a las expectativas que generó. El peronismo va a estar trabajando para consolidar la democracia”.