El proyecto para la nueva casa de altos estudios fue aprobado a principios de mes por el Senado de la Nación y su promulgación de hecho fue publicada hoy en el Boletín Oficial.

La institución educativa “quedará sujeta al régimen jurídico aplicable a las universidades nacionales” y “el Ministerio de Educación dispondrá la designación de un rector organizador”.

El PEN podrá "gestionar y aceptar del gobierno de la provincia de Buenos Aires, del municipio de Almirante Brown y de instituciones públicas o privadas la cesión de bienes muebles o inmuebles que constituirán el patrimonio inicial de la Universidad Nacional 'Guillermo Brown'”.

Por su parte, la nueva casa de altos estudios del sur bonaerense “podrá celebrar convenios, ad referéndum del Poder Ejecutivo Nacional, para la transferencia de bienes, servicios u otras prestaciones que sean necesarias a fin de implementar su puesta en marcha”.

La formulación y diseño de las carreras que se dictarán allí “se implementarán en base al diagnóstico socioeconómico que las vincule al desarrollo social, empresarial y laboral, así como también a las nuevas formas de integración en la región que comprende al Mercosur y América latina”, según especifica la ley sancionada el 7 de octubre pasado en el Congreso.

La promesa de la universidad era uno de los ejes de campaña del electo intendente sciolista Mariano Cascallares que acompañó en primera fila la sesión de diputados y se mostró como uno de los gestores de la aprobación de la iniciativa.