Para acallar rumores sobre la lealtad de Dario Giustozzi al massismo, el diputado del Frente Renovador encabezó una tertulia el viernes pasado en Adrogué donde afirmó que se mantiene junto a Sergio Massa y su proyecto opositor. De la cena participaron legisladores nacionales, provinciales e, incluso, algunos referentes municipales y de base, aunque no todos se fueron convencidos con las promesas del líder de la bancada en el Congreso Nacional.

Si bien las versiones acerca de un posible pase de Giustozzi al kirchnerismo dan vueltas desde hace semanas, el reciente alejamiento del concejal massista Mariano San Pedro, mano derecha del ex intendente de Almirante Brown, pareció dar cuerpo a la hipótesis. Además de encabezar la lista de legisladores nacionales de Massa en la Tercera Sección electoral, es también uno de los principales referentes territoriales de Giustozzi en su bastión, Almirante Brown.

En la cena, según trascendió, Giustozzi admitió que la salida de San Pedro fue un revés inesperado pero descartó que sea el principio de un exilio programado luego que otros dos dirigentes locales de menor peso siguieran los pasos del concejal de regreso al kirchnerismo. "Operaciones", las calificaron los más allegados a Giustozzi.

La aparición de afiches en el distrito promoviendo la campaña presidencial de Florencio Randazzo despertó más de una suspicacia. Randazzo y Giustozzi se conocen desde hace tiempo e, incluso, el ex intendente formó parte del equipo del ministro de Interior y Transporte cuando era el brazo político de Felipe Solá en la gobernación.

Algunos massistas no descartan que Giustozzi esté jugando a dos puntas y haya abierto el juego de su tropa al kirchnerista de Chivilcoy garantizándole un espacio de poder a Randazzo en el distrito a cambio de conservar el control político de su bastión.

La razón del supuesto despecho de Giustozzi —siempre según esa hipótesis, claro— no sería otra cuestión más que la última conquista de su jefe político: el "Colorado" Francisco de Narváez, uno más que se suma al pelotón de referentes que sueñan con La Plata. Para el hombre que supo ser la cuña del tigrense en el conurbano Sur en 2013 y que ya venía soportando los coqueteos de Massa con Martín Insaurralde y la declaración de intenciones del propio Solá, este nuevo desliz de su jefe político habría sido demasiado.

No obstante, en el convite del pasado viernes, testigos contaron que Giustozzi reafirmó su alineamiento con el Frente Renovador. Y perjuraron que no teme enfrentar al "Colorado" en ninguna interna porque las encuestas lo favorecen.