El diputado nacional del Frente Renovador (FR) y ex intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi, estaría buscando negociar un acuerdo para no perder el poder en ese distrito más allá de 2015.

Para ello, usaría al randazzismo, sector con el que Giustozzi mantiene un vínculo histórico muy estrecho.

El panorama para el giustozzismo en Brown es por demás complejo: el Frente Renovador no cuenta con un sucesor con peso propio en el distrito.

Frente a ese vacío, el candidato giustozzista sería el actual intendente Daniel Bolettieri, un dirigente radical que mantiene un bajísimo nivel de conocimiento en la ciudadanía y cuya gestión (condicionada siempre por la figura de Giustozzi) recibe más cuestionamientos que adhesiones.

En ese contexto, y ante la posibilidad de perder el distrito a manos del FpV, Giustozzi estaría buscando acordar con el randazzismo el armado de un bloque "supuestamente randazzista" en el Concejo Deliberante, con ediles de su extrema confianza.

La jugada apunta a que desde ese sector se promueva un candidato (que se presentaría como randazzista pero respondería a Giustozzi) para jugar en la interna del FpV browniano. De ese modo, Giustozzi estaría jugando a dos puntas en el distrito: con el FpV y con el FR.

La estrecha relación entre Rubén Darío Giustozzi y el ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo data de mucho tiempo. Giustozzi fue asesor de Randazzo cuando éste ejerció como Ministro de Gobierno de Felipe Solá en la Provincia y luego fue Randazzo quien promovió la candidatura a diputado provincial de Giustozzi.

Luego, con la llegada de Giustozzi a la intendencia de Almirante Brown de la mano del kirchnerismo, la relación con Randazzo (quien también fue escalando posiciones en el Ejecutivo Nacional) se mantuvo en el tiempo y ahora sería aprovechada por el Giustozzismo para buscar un acuerdo que le permita no perder ese distrito clave.