No son momentos felices para Darío Giustozzi. Mientras toda la dirigencia renovadora aprovecha el impulso del acto de Sergio Massa en Vélez, el exintendente de Brown mantiene un sombrío silencio.

Hay versiones periodísticas que aseguran que el diputado massista tuvo diálogos con el oficialismo. Según una nota de la agencia Télam, Giustozzi se contactó la semana pasada con un ministro de Daniel Scioli y con un precandidato a gobernador del Frente para la Victoria “negociar su pase”.

PRIMEREANDO intentó dialogar con el hasta ahora precandidato a Gobernador del FR este lunes por la mañana, pero su vocero informó que “sigue sin hablar”. De hecho, hace casi un mes que no le da notas a la prensa. Este mutismo alienta las especulaciones sobre su figura.

Como si los trascendidos no fueran suficientes, el otro problema de Gisutozzi es que sigue sin levantar su intención de voto en la Provincia. Lo que sucede es que “no mide”, se lamentó un operador del massismo consultado por este medio. Pese a ello, la misma fuente indica que Sergio Massa todavía avala su precandidatura a gobernador. Incluso “le pidió a unos cuántos que le den una mano”. El problema es que lo que nunca terminó de tolerar Giustozzi fue la entrada en escena de Francisco De Narváez. El dirigente de Brown no se tragó que el tigrense haya permitido el ingreso del ‘Colorado’ como precandidato.

Al adverso escenario provincial se suman los problemas en el pago chico. El giustozzismo, al menos hasta nuevo aviso, está dividido y se enfrentará en las elecciones municipales. El diputado provincial Mariano San Pedro, que había blanqueado su pase al oficialismo en febrero, ahora va como precandidato a intendente por el FpV.

“Nos estamos preparando paga gobernar Brown”, dijo San Pedro en su paso por Berazetegui la semana pasada. Además repartió elogios a la gestión del jefe comunal Patricio Mussi, que colectó así un apoyo para su postulación a la Gobernación.

La otra señal fue la que dio Daniel Balottieri. El actual jefe comunal de Brown, quien asumió en reemplazo de Giustozzi en 2013, se mostró junto a Daniel Scioli en la presentación de la policía comunal y dicen que hasta mantuvo una serie de conversaciones. Desde el Denarvaísmo local cuestionaron duramente el hecho. El dirigente Mauricio Silva dio a entender que existe una falta de "lealtad" hacia Massa.

Así las cosas, se espera que por estos días Giustozzi realice un plenario provincial en el que finalmente se conozcan novedades. Por ahora, el 'silenzio stampa' que mantiene el diputado nacional da margen a todo tipo de especulaciones. En caso de confirmarse la potencial salida, Sergio Massa estaría perdiendo el único distrito del sur del conurbano en el que su fuerza gobierna. Sería una baja sensible en ese aspecto.