El alcalde de Quilmes, Francisco "Barba" Gutierrez, ya lanzado en su campaña por un nuevo período en el distrito sureño, se refirió a la estrategia electoral del Frente para la Victoria y a la necesidad de no repetir los errores porteños achicando la oferta electoral.

“Esperemos que alguno más de baje. La presidenta pidió humildad a muchos y espero que alguno la conserve”, sostuvo Gutierrez sobre los precandidatos que todavía siguen en carrera en las filas del oficialismo.

En ese contexto, el “Barba” dijo que “hay que seguir trabajando para tener la mejor propuesta electoral para el Frente para la Victoria” y para definir los nombres “va a correr mucha agua bajo del puente en estos próximos 20 días”.

El alcalde quilmeño sostuvo que “Insaurralde no puede ser candidato del Frente para la Victoria, por lo menos a gobernador”. Y ante la consulta sobre las posibilidades del vicegobernador señaló: “¿Mariotto? Ni idea, no sabía que era precandidato”, en una nota al portal InfoCielo.

Con respecto a la postulación de Fernando Espinoza, intendente de La Matanza, dijo que “él debe pensar que por estar al frente de un distrito importante le alcanza para ser candidato y está bien que lo piense”, aunque luego agregó que “uno siempre debe pensar más allá de su distrito si quiere ser candidato a gobernador o a presidente”.

“Hay que sintetizar preferentemente en dos candidatos, si hay dos proyectos, pero si decimos que el candidato es el proyecto tenemos que sintetizarlo en uno”, explicó Gutiérrez.

Sobre Aníbal Fernández y Julián Domínguez, los precandidatos más encaminados dentro del kirchnerismo, Gutiérrez evitó mencionar a quién brindará su apoyo. “Nosotros somos candidatos del Frente para la Victoria en Quilmes, aquellos que nos apoyen podrán tener el apoyo mío. Es al revés, porque si no junto votos para los que no me quieren”, concluyó.

Gutierrez y Fernandez sostienen un duro enfrentamiento territorial desde hace muchos años por lo que se prevé que el alcalde quilmeño no opte por respaldar al actual Jefe de Gabinete.