Jorge Nedela, intendente de Berisso no pasa los mejores momentos. Es que el Sindicato de Municipales amenaza con llevar a cabo una nueva huelga en el distrito. Reclaman mejores condiciones de seguridad y cumplimiento de las promesas.

Después de varias semanas de tensa calma, el radical devenido en macrista, Jorge Nedela, volvió al centro de la lucha contra los trabajadores municipales y una nueva huelga es inminente en el distrito de la Tercera Sección Electoral.

Desde la planta de empleados reclaman mejores condiciones de seguridad para poder desempeñarse en uno de los playones que posee el distrito sureño. Sin embargo, las promesas del Intendente aun no se hicieron concretas y los municipales analizan realizar una nueva huelga.

Según consignó el portal La Tecla, a las malas condiciones laborales, se sumó la decisión de dar de baja equipos operativos por lo cual se redujo ampliamente los horarios laborales. “Quieren decir que no trabajamos para sacarnos”, comentó uno de los empleados de la recolección de residuos en conflicto.

Cabe destacar que, desde la asunción de Nedela, solamente tres camiones recolectores se encargan de las tareas en el distrito. En marzo, el jefe comunal se comprometió a duplicar el número aunque por el momento la cifra de vehículos es la misma.

“Hasta que no haya seis camiones no podemos salir a hacer la recolección”, señalaron desde el Sindicato de Trabajadores Municipales.

Al problema que amenaza a Berisso, se suma la negativa del alcalde de otorgar un bono de fin de año y las complicaciones para cumplir con el pago salarial y del aguinaldo. Conflicto en puerta para Nedela, que ya afrontó varias huelgas desde su asunción.