El diputado provincial del Frente para la Victoria y presidente del PJ de Berazategui, Juan José Mussi, salió hoy al cruce de quienes responsabilizan a sectores de ese municipio por los incidentes del martes durante el acto de la CGT y advirtió sobre "una clara intencionalidad de culpar al kirchnerismo". Apuntó a un acuerdo entre el Gobierno y los triúnviros del Frente Renovador.

"Hay un deseo de relacionar los disturbios con el kirchnerismo y con algunos intendentes que pertenecen al kirchnerismo", sostuvo el dirigente en FM Blue al referirse a declaraciones de uno de los miembros del triunvirato de la CGT, Héctor Daer, que acusó a "gente del municipio de Berazategui" de ser autores de los incidentes.

Además, aclaró que la movilización hacia las oficinas del Ministerio de la Producción "fue organizada por el PJ de Berazategui y no por el intendente", al referirse a su hijo Juan Patricio Mussi, y explicó que cuando comenzaron los desmanes "la bandera del PJ de Berazategui estaba a 70 metros del palco y unos pocos, la mayoría mujeres, fueron las que estaban delante y se retiraron inmediatamente".

"Tendrían que haber puesto la fecha y se terminaba todo", razonó el cuatro veces intendente de Berazategui, que cuestionó que durante el acto la CGT no anunciara una fecha de paro general.

Consultado por las razones por las que se omitió fijar una fecha, Mussi opinó que los dirigentes cegetistas "deberían tener alguna promesa previa del Gobierno y ahí les convino a ellos, que son del Frente Renovador (por Héctor Daer y Carlos Acuña, legisladores del massimo), culpar al kirchnerismo".