"No hay iluminados, tenemos que trabajar todos juntos para construir un mejor futuro para Lanús”, fueron las palabras con las que Álvarez refirió a la actualidad del municipio, al reunirse con los vecinos en el Centro de Jubilados "La Amistad".

Los temas rondaron en torno a fortalecer la seguridad del barrio y evitar las inundaciones. Es que la zona de Héroes de Malvinas y Azopardo, frente a la Plaza Carlos Gardel, se inunda cada vez que llueve.

Los vecinos plantearon que hace 14 años se proyectó una obra muy sencilla para solucionarlo, pero que nunca se hizo.

“Cuando llueve acá esto es peor que Venecia”, expresaron los presentes.

Álvarez explicó que “hay que destapar los sumideros y hacer obras para mejorar el escurrimiento”, y reveló que de las 390 bombas de succión de agua “sólo funciona el 43 por ciento”. Además se refirió a la reparación de las bombas, “a esta altura tendríamos que estar proyectando dónde construimos un nuevo reservorio de agua” y aclaró que “la reparación y la limpieza de los caños no son obras faraónicas, hay falta de gestión ordinaria, cotidiana”.

Otra de las cuestiones de importancia fue el mantenimiento de la Plaza Gardel. Esa labor, según relataron, no lo hace el Municipio, por lo que los mismos vecinos se organizaron para realizarlo voluntariamente.

En ese contexto, el viceministro propuso la creación de cuadrillas que recorran constantemente la ciudad para cumplir esas tareas, y afirmó que desde la gestión no sólo se debe trabajar “a demanda” sino también dedicarse a la “planificación estratégica de soluciones integrales”.

Los vecinos plantearon también el problema de la seguridad, y Álvarez compartió sus proyecciones. “Con el nuevo Polo Judicial habrá más fiscales y estarán en Lanús, mucho más cerca de los problemas del municipio”. Explicó que esos funcionarios “conocerán mejor la realidad de la ciudad porque serán hombres y mujeres vecinos nuestros”.