La intendenta de La Matanza, Verónica Magario, afirmó que la mayoría de las obras públicas que el Gobierno nacional debía financiar en el distrito “están paradas” y consideró que en los últimos meses “se perdieron 20.000 puestos de trabajo” en el partido más populoso del Gran Buenos Aires.

“Las obras que estaban prometidas no arrancan. El ministro de Interior (Rogelio) Frigerio nos prometió que empezaríamos en marzo, luego en agosto y después septiembre. Estamos en noviembre y lo único que está en marcha es el metrobus sobre la ruta 3. Los trabajos en los hospitales están parados”, señaló Magario en declaraciones a la señal televisiva C5N.

La jefa comunal afirmó que desde el municipio se financian “algunas obras” con recursos propios con el propósito de “evitar que se pierdan más puestos de trabajo”.

“Desde que comenzó el año se perdieron en La Matanza más de 20.000 puestos de trabajo. Estamos haciendo obras con nuestros recursos para apaciguar el crecimiento del desempleo. Las Pymes van a sufrir un golpe muy duro cuando comiencen a llegar las boletas con los aumentos de los servicios públicos. No sé qué puede pasar”, advirtió.

En otro orden, calificó como “una barbaridad” las recientes declaraciones de la diputada nacional de la Coalición Cívica Elisa Carrió respecto a la posible presencia de miembros de la organización terrorista ISIS en el distrito.

“Si tiene un dato sobre eso que lo aporte a la Justicia para que se investigue. De todos modos, lo más urgente es atender el problema de la inseguridad. Necesitamos que la Gendarmería comience a tener presencia en el distrito. Nos prometieron 2.200 efectivos y todavía no llegaron”, subrayó.