Miriam Torres es la mamá de Santiago un joven que nació con Mielomeningocele de grado 5 (hidrocefalia) y que con 23 años sufrió más de 42 cirugías, incluido un trasplante renal. Tiene que estar conectado todo el tiempo, padece pinchazones todos los días y una vez por semana le tienen que sacar sangre. Su tragedia no termina ahí, en total tiene que tomar 26 remedios distintos, consignó hoy Diario Registrado.

La madre asegura que Santiago tiene una "vida digna". Esta mujer de 42 años, cinco hijos, separada producto de la violencia de su ex pareja, no se da por vencida. Hace siete años y gracias a la municipalidad de Quilmes recibe un subsidio que le permite mantener una casa adaptada para las necesidades sanitarias de su hijo. Sin embargo desde que Martiniano Molina asumió la intendencia, el estado parece haberse olvidado de ellos.

"Martiniano Molina perdió la memoria hace ocho meses porque ninguna carta me respondió" sentencia esta mujer quien aclara que tiene una orden para desalojar la casa en 10 días. "Pago 3400 pesos de luz porque Santiago tiene que estar conectado las 24 horas del día y Edesur no reconoce los pacientes electrodependientes". La situación es desesperante y las respuestas son más necesarias ahora que nunca.