Al abrir el cuerpo legislativo municipal, el intendente de esa localidad del sur del Conurbano bonaerense, indicó que “de ser necesario” avanzaría con disposiciones legales contra el gobierno anterior y el ex intendente, Francisco “Barba” Gutiérrez.

Durante la intervención del intendente, también se abordó sobre la “pesada herencia” y las causas judiciales que pesan sobre la localidad de Quilmes.

En ese sentido, luego de decir que existen algunos expedientes que inculpan a ex funcionarios municipales, Molina recordó: “La primera decisión que tome fue ordenar una auditoría interna para tomar contacto con la gestión anterior y detectar irregularidades y actuar con la ley si es necesario”.

Siguiendo esa lógica discursiva también señaló que hay “298 causas judiciales existentes”, de las cuales en “171 carpetas no se encontraron carpetas” y que existen faltantes de materiales y vehículos.

Otro de los anuncios firmados por el intendente, tratan acerca de la creación del primer jardín municipal y la construcción de un centro de recreación para niños con capacidades diferentes; Mientras lo que se refiere a la planificación urbana se comprometió a la urbanización de los barrios Álamos y Monte Matadero, los lugares más “vulnerables de la ciudad”.