Ayer, en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante, se hicieron palpables las diferencias que el intendente de Lomas de Zamora cosechó dentro del oficialismo con el desplante de varios de los concejales.

Los ediles oficialistas Julio Rivero, Emilio Solas, Vanesa López, Luis Gómez, y Julio Busnelli se ausentaron del recinto, lo que da cuenta de que existen grandes diferencias entre estos concejales y el ex Kirchnerista, casi massista y hoy sciolista, Martin Insaurralde.

Además, el concejal del Frente Renovador, Gabriel Mercuri, decidió no participar de esta apertura de sesiones.

Con un discurso con elogios al precandidato a presidente Daniel Scioli, MI se olvidó de sus recientes críticas al gobernador bonaerense y de sus diferencias con el sector más duro del kirchnerismo y manifestó: "Quiero brindarle mi reconocimiento al ex presidente Néstor Kirchner, a la presidenta Cristina Fernández y al gobernador Daniel Scioli".

De esta manera, ya desde el sciolismo, intenta volver a acercarse al kirchnerismo, que no le perdona haber desfilado por los estudios de televisión de la mano de su actual mujer, como estrategia de campaña, en detrimento de un discurso político profundo.

Desde el oficialismo, explicaron que la ausencia se debió a la puesta en marcha en el distrito del programa Hogar con garrafas por parte de la Secretaría de Enerigía que acompañó el vicegobernador bonaerense Gabriel Maritto, y que contó con la presencia de una gran cantidad de militantes de las organizaciones políticas que conforman Unidos y Organizados.

Además junto a Mariotto estuvieron presentes los concejales Julio Rivero, Emilio “Beto” Solas y Vanesa López. El coordinador General de Fútbol para Todos y pre candidato a intendente de Lomas de Zamora, Pablo Paladino también participó de esta jornada.

Pero, llama la atención la ausencia del concejal sciolista Julio Busnelli en la apertura de sesiones. Que se entiende a partir de las declaraciones del también sciolista, Juan María Viñales, funcionario provincial y precandidato a intendente, que apuntó contra MI y dijo que “se ocupe de su señora y de salir bien en la TV, que nosotros vamos a reunirnos con cada vecino para resolver los problemas que datan de más de 40 años y que ellos no supieron solucionar".

Lo cierto es que Insaurralde no se define, y que todavía no dio mayores definiciones sobre si buscará mantenerse en el distrito o si, como realmente pretende, será precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires.