…o se los comen los de afuera. Luego de la salida de Darío Giustozzi, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se reunió por primera vez en público con los dirigentes que le quedan de la Tercera Sección electoral y bajó un mensaje claro: tienen que estar unidos.

"Al irse Giustozzi, ya no hay más dos Tercera Sección, con dos grupos compitiendo entre sí, hay una sola y unificada", contó uno de los presentes a Télam.

La reunión tuvo lugar en la seccional del Sindicato de Empleados de Comercio de Lanús-Avellaneda (SECLA). Allí estuvo la precandidata y diputada provincial, Mónica López; los legisladores bonaerenses José Luis Pallares, María Elena Mércuri y Carlos acuña; el rector de la UNLZ, Diego Molea; y el Diputado nacional Alberto Roberti, el sindicalista de Comercio y precandidato de La Matanza, Julio Ledesma, entre otros.

Es la segunda reacción del massismo ante el portazo del dirigente de Brown. El domingo pasado, Massa había mandado a bajar el resto de las listas de Quilmes para consolidar al precandidato Walter Queijeiro y evitar así una potencial fuga del periodista. Aunque, las desprolijidades del apuro generaron varios problemas internos.

De paso, Massa aprovechó para mostrarse junto Mario Serrano, el ahora único precandidato que le queda en Almirante Brown. Ya que la salida de Giustozzi, implicó la ida del espacio del intendente Daniel Bolettieri.

El precandidato presidencial Sergio Massa (Frente Renovador) visitó hoy la ciudad de Avellaneda, reiteró sus críticas al "festival de excarcelaciones" en la Justicia y se mostró con su flamante precandidato a intendente de Almirante Brown, Mario Serrano, quien reemplazará en el massismo al giustozzista Daniel Bolettieri.

En el plano formal de la campaña, Massa reforzó su discurso basado en la problemática de la inseguridad al reunirse con víctimas de delitos. "La situación de inseguridad está cada vez peor. Me pregunto cuánto más tolera la sociedad argentina frente al intento de tapar con publicidad tanta muerte como se hace en la provincia de Buenos Aires", dijo a la prensa en un bar de la avenida Mitre de Avellaneda.

"El cambio justo es terminar con la puerta giratoria como deporte nacional y con el festival de excarcelaciones", añadió, acompañado por su precandidata a gobernadora Mónica López y el resto de los dirigentes massistas de la Tercera Sección.

Con la salida de Giutozzi, el mapa político del massismo quedó francamente debilitado la Tercera. A excepción del distrito de Magdalena, el Frente Renovador no gobierna en ninguno de los municipios del sur y el oeste que están allí contenidos. Por ello, el tigrense busca terminar con las internas entre los dirigentes que le quedan y así evitar más sangrados. La terea no será nada fácil.