La gobernadora fue a Berazategui y otra vez evitó cruzarse con el intendente. Juan Patricio Mussi le pidió que respete la voluntad de los vecinos. El intendente remarcó que hace más de un año que asumió Vidal y, al contrario del diálogo que predica, todavía no existe comunicación con el municipio.

María Eugenia Vidal llegó de su descanso mexicano y uno de sus primeros destinos fue Berazategui. Es que la gobernadora llegó en medio de una expeditiva visita al sur del conurbano y pasó por el Hospital Evita Pueblo.

La llegada de Vidal al distrito tomó por sorpresa al Intendente, Juan Patricio Mussi, que no fue anoticiado de la visita, por lo que no pudieron compartir ni un momento para conversar sobre los problemas comunales.

Por ello y a través de las redes sociales, el intendente se descargó contra Mariu y le pidió que ponga en práctica el diálogo que tanto se pregona desde Cambiemos.

Desde que asumió Vidal, Mussi aseguró haberla visto solo una vez y que, durante más de un año de gestión, jamás lo habría llamado para ver cuáles son las necesidades de su territorio.

"Hoy la Gob @mariuvidal hizo una visita sorpresa al Hospital Evita Pueblo, una buena metodología con la que yo también recorro #Berazategui. Pero lo que me llama la atención, es que a más de 1 año de la gestión de @mariuvidal, como Gobernadora de la Provincia no exista aún una comunicación genuina con #Berazategui, cosa que no contribuye con el diálogo que tanto predicaron desde su espacio, y que colaboraría a tener una sana convivencia democrática y a que pueda conocer los problemas de  los bonaerenses que viven en #Berazategui. Así como yo respeto la voluntad del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires que la eligió como Gobernadora, @mariuvidal le pediría que respete la voluntad del Pueblo de #Berazategui que me eligió como Intendente ", señaló Mussi en sus redes sociales.

Más tarde, en comunicación con Radio del Plata, el alcalde precisó que le pidió seis audiencias a la gobernadora y sólo lo atendió en una ocasión.

Además, Mussi señaló que en el último tiempo cerraron más de 20 comercios en su distrito y que Cristian Ritondo es el que más comunicación tiene con los intendentes. "Si no hablan con los intendentes la van a pifiar", explicó.