Los representantes gremiales del sindicato de la Unión de Municipales de Avellaneda (UMA) comunicaron el viernes a las asambleas de trabajadores, la decisión tomada con respecto a la propuesta salarial ofrecida por el municipio local en marzo.

El sindicato aceptó, finalmente, la oferta de Jorge Ferraresi que da un aumento del 37% al básico de los trabajadores municipales de la comuna, mas la suma de $210 pesos que, en el mes de noviembre, se agregarán al básico.

La suba salarial había sido pautada en dos veces, con un 22% en marzo y el 15% restante al sueldo de agosto.

La decisión de la UMA, fue comunicada a PRIMEREANDO por el titular del sindicato, Daniel Aversa, quien confirmó que en la reunión se comunicó a las bases la decisión tomada.

Cabe recordar que el gremio fue creado en junio del año pasado con el respaldo del propio Intendente comunal, en medio de la disputa que llevaban adelante los trabajadores municipales provinciales en la legislatura bonaerense, para que se derogara la Ley 11.757 del menemismo, que impedía que el sector discutiera condiciones laborales y negociaciones paritarias con los Intendentes bonaerenses.

Esa disputa, resuelta en noviembre de 2014 con la derogación de la Ley, abrió las primeras paritarias para el sector, y era llevada adelante en el Parlamento provincial por el diputado Hernán Doval, quien presentó el Proyecto en la cámara baja.

Doval es, además, secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), enfrentado política y gremialmente con la gestión de Ferraresi, y opuesto, de hecho, a la propuesta paritaria ofrecida por la jefatura comunal.

Esa disputa con el STMA, conducido por Rubén "Cholo" García, viene, incluso, desde la intendencia Baldomero "Cacho" Álvarez,

y cerró uno de sus últimos capítulos cuando el Intendente Jorge Ferraresi le quitó el código para aplicar los descuentos al gremio.