En otro pase a días de las elecciones, un sector de la UCR de La Matanza se despegó de la alianza a nivel nacional del partido radical con Cambiemos y se unió al armado de la candidata a intendente del Frente para la Victoria, Verónica Magario, que busca reemplazar a Fernando Espinoza al mando del distrito.

“Estamos convencidos que Verónica Magario es la mejor candidata para La Matanza”, sostuvo Nancy Destéfano, vicepresidenta de la Mesa Directiva de la UCR de La Matanza. “Los radicales no votamos a Macri y nunca lo votaremos”, añadió de forma terminante.

Este sector del radicalismo está alineado en el Movimiento Nacional Alfonsinista, conducido por el dirigente Leopoldo Moreau, y decidió abandonar el alineamiento partidario que responde a la línea de Ernesto Sanz.

“Macri no representa los valores de un partido centenario como el radicalismo, por eso los miembros de la mesa de la conducción de la UCR de La Matanza decidimos, en mayoría, retirar nuestro apoyo a Mauricio Macri y a los candidatos de Cambiemos”, finalizó Destéfano en un comunicado de prensa.

Distinta es la versión que dio el titular de la UCR local, Sergio Rauch, quien explicó que cuando presentaron la renuncia ya habían sido excluidos de la Comisión Directiva.

Según contó Rauch en diálogo con El1 Digital, la decisión de expulsar a los dirigentes se tomó hace veinte días: “Uno los ve repartiendo boletas del Frente para la Victoria y ya lo decidimos hace un mes. Queríamos que tengan el gesto de renunciar, pero tuvimos que actuar de oficio”.

“Nos beneficia esto, porque tener al enemigo dentro de casa es jodido. Ojalá que les vaya bien con el nuevo rumbo que tienen. Nos saca un peso de encima”, relativizó el titular del radicalismo matancero.

Otros dirigentes radicales de La Matanza que acompañaron a Destéfano en la decisión de retirar el apoyo fueron Carlos Barbur y Sebastián Casín, quienes abandonaron el barco del candidato a intendente de Cambiemos, Miguel Saredi.