Quizás el momento más esperado del día. Es que reapareció en público Daniel Scioli y tiró por tierra con las especulaciones sobre su posible retiro de la política. El acto sirvió para la entrega de cuatro hospitales móviles para el nosocomio Alberto Balestrini para “acercar la salud a los barrios y los barrios a la salud” y continuar con “la mayor transformación en el sistema de salud pública en La Matanza, con los nuevos hospitales, las unidades intermedias y ambulancias de última tecnología”.

Resaltó que el objetivo central es “buscar la igualdad, que es lo que he defendido y voy a defender siempre”. En ese sentido, ponderó que “12 millones 200 mil argentinos fueron en búsqueda de seguir transformando el país y cuidar estos logros” y reveló que eligió La Matanza para su primera aparición pública tras la elección porque, “como siempre, con ese espíritu de gratitud, de lealtad, de nobleza, ha respondido de una manera conmovedora y yo estoy aquí para agradecer, porque en la vida hay que ser agradecido”.

“Me pueden criticar cualquier cosa, pero no pueden dudar de mi inquebrantable voluntad y mi vocación de servicio, que la voy a demostrar más que nunca cuando deje el mandato”, indicó Scioli.

Y remarcó su voluntad de bregar por “un Estado presente, al lado de los que lo necesitan, que es lo que he defendido en esa elección y voy a seguir defendiendo hasta el último día de mi mandato, y después también, como así también a los trabajadores, a sus derechos, a seguir reindustrializando el país”.

“Me pueden criticar cualquier cosa, pero no pueden dudar de mi inquebrantable voluntad y mi vocación de servicio, que la voy a demostrar más que nunca cuando deje el mandato el 10 de diciembre y como un argentino más, voy a estar al lado de ustedes para poder ayudar en forma solidaria”, pronunció.

Asimismo, agradeció al Rector de la Universidad Nacional de La Matanza, Daniel Martínez, por “todo lo que significa la UNLaM y por su compromiso con la salud pública y porque nos ha abierto las aulas para ponerse a la vanguardia de esa gran transformación cuantitativa y cualitativa de las Policías locales”.

También valoró “la vocación y el ejemplo militante” de Fernando Espinoza y prometió comprometerse “más que nunca, coherentemente, con todo lo que defendido con lealtad y patriotismo”. “Mi orgullo es que nunca tuve que disfrazarme, cambiar o prometer cosas que no iba a cumplir. Siempre con mis convicciones, con mis ideas, seguro de lo que era lo mejor para el futuro del país”, expresó.

Asimismo, se mostró “respetuoso de la voluntad popular” y señaló que afrontará esta etapa “con espíritu de colaboración, pero siempre teniendo en mi corazón muy presentes a esos 12 millones 200 mil trabajadores convencidos de que necesitan un Estado al lado y buscaré influenciar positivamente en el progreso y el desarrollo de la Nación”.

Y culminó: “Cuenten siempre conmigo; no veo la hora de seguir trabajando codo a codo, al lado de cada uno de ustedes, para defenderlos y asegurar que las cosas vayan en el curso correcto”.