“Pertenezco al Frente Renovador y desmiento totalmente la versión que circuló sobre un posible pase al PRO”, avisó el expresidente de Lanús, Nicolás Russo, en diálogo con Gustavo Sylvestre en Del Plata.

“Acompaño a Sergio (Massa) desde de agosto del 2012 con la gestación de su espacio político y su idea de ser el Presidente. Siempre voy a estar al lado de Massa porque me siento muy representado dentro del Frente Renovador”, agregó.

La aclaración con efusiva lealtad vino a raíz de las versiones periodísticas que indicaban que el concejal del Frente Renovador había mantenido diálogo con uno de los armadores del PRO para formalizar su vuelta. Las mismas cobraron todavía más fuerza cuando el precandidato macrista, Néstor Grindetti, le marcó la cancha a los que “pretenden ir y venir sin ningún tipo de pudor político”.

Para darle un cierre al tema, el armador del massismo Patricio Hernández organizó un encuentro entre Russo y el precandidato de Quilmes, Walter Queijeiro, en el que ambos ratificaron su voluntad de mantenerse en el FR.

En la nota sobre ese encuentro que cubrió el portal LPO se habló de la posibilidad de que Russo, al igual que el periodista de Quilmes, sea bendecido por Sergio Massa y quede como candidato único en Lanús. Esto implicaría en los hechos, bajar la precandidatura de Noelia Quindimil.

Consultados por PRIMEREANDO, desde el espacio de la concejala y sobrina del exintendente descartaron el asunto. “La candidatura de Noelia (Quindimil) hoy está más fuerte que nunca”, aseguraron.

Los cruces entre ambos sectores del massismo de Lanús dan cuenta de que las PASO dirimirán algo más que una candidatura. La interna renovadora mantiene allí un cruce intenso, aunque al menos por ahora, ambos sectores se mantienen ligados al tigrense.

Al igual que De Narváez y Esverri, Russo también opinó en favor de que la oposición vaya a una PASO unificada para la presidencia. “Lo que propone el FR es una gran interna a nivel nacional con por lo menos dos candidatos que se sumen, que son Macri y Massa. Creo que el oficialismo ha crecido bastante, y si los que estamos queremos un cambio no nos juntamos es más complicado ganarle a este Gobierno”, remarcó.

Esta postura divide aguas en el massismo de Lanús y en el resto de la Provincia. No todos se sienten cómodos con la idea de agrandar el “cambio justo” hacia la vereda de la derecha. Aunque, deseo y necesidad no suelen ir de la mano, en especial en la política.