"Es importante hacerlo de esta manera, en la peatonal de San Justo, para dialogar con los comerciantes y los trabajadores que quieren tener la seguridad de que vamos a defender el mercado interno. Por ello la devolución de ganancias y el 82 por ciento móvil", sostuvo Scioli.

La visita a la recientemente inaugurada peatonal Arrienta por parte del candidato se realizó luego de una breve visita a la Federación de Centros de jubilados y pensionados de La Matanza.

Escoltado por el intendente Fernando Espinoza y la mandataria electa a sucederlo, Verónica Magario, el gobernador bonaerense se movió entre una multitud recibiendo muestras de afecto y palabras de esperanza por parte de los presentes.

Con dificultad manifiesta por la nutrida concurrencia, los político consiguieron ingresar a una heladería y luego a una zapatería donde se pudo observar una de las postales del encuentro: un niño de no más de 10 años logró escabullirse por debajo del enjambre de cámaras para pedirle un autógrafo a Scioli, quien se sirvió de la ayuda de Espinoza para poder firmar un cuaderno.

Los dirigentes visitaron 4 negocios de la céntrica arteria, siempre rodeados por las cámaras y por la gente, intercambiando una breves palabras con los dueños de cada uno de los locales.

Una de las comerciantes comentó que el postulante presidencial la saludó y le prometió defender "el trabajo y la producción local".

Al respecto, Scioli comentó que los trabajadores de los comercios le pidieron "que les garanticen el mercado interno, que se mantenga la policía local y que la Universidad de La Matanza este integrada a los procesos productivos".

"Nosotros agradecemos a los que nos votaron, e interpretamos a los que fueron a buscar otra fuerza política. Vamos a esforzarnos para darles las razones para que nos acompañen", enfatizó Scioli durante la improvisada y no menos caótica conferencia de prensa.

También se refirió a futuras políticas económicas y consultado por una posible ajuste cambiario señaló: "Nunca más la variable de ajuste tienen que ser los trabajadores, con una gran devaluación como propone la 'alianza' Cambiemos los que se perjudiquen son los sectores más vulnerables".

El candidato continuó abrazando a los vecinos hasta el momento en el que se subió al automovil que lo trasladaba, no antes de que un militante entrado en años, con ojos llorosos llegara a gritarle: "Scioli presidente. Braden o Perón".