Durante este fin de semana, se cayó un pedazo de cielorraso de una oficina de Personal del Hospital provincial Mi Pueblo, ubicado en Florencio Varela. El desprendimiento, que se debe a filtraciones de agua por la ampliación del sector de maternidad, se dio cuando, por suerte, no había nadie en el lugar.

Según el portal local "Infovarelense," el Comité mixto de Salud y Seguridad ya había avisado sobre la crítica situación. “Nosotros, junto a los otros gremios y un delegado de la Dirección, nos reunimos semanalmente para plantear los problemas que hay. Esto se había advertido por las filtraciones que sufría el sector”, afirmó una delegada del sindicato CICOP. “El Comité funciona así en muchos hospitales, pero a pesar de ello pasan cosas terribles. Hay falta de presupuesto y gestión” agregó.

El grave hecho se hizo público a partir de la publicación de una trabajadora del hospital en su cuenta de Facebook, con las imágenes del techo caído en la oficina junto a una denuncia por la falta de mantenimiento.

Este lunes, los trabajadores se reunirán en el auditorio del Hospital con los directivos para escuchar la explicación de los funcionarios de la Gobernadora sobre los hechos.