El conurbano comienza a dar señales complejas. Ya son varios los distritos donde el ajuste empieza a palparse concretamente en la pérdida de puestos de trabajo, retracción en la actividad y menores ventas. En ese contexto, Mario Secco, intendente de Ensenada, contó la realidad del sur.

El alcalde remarcó, en una entrevista con Radio Del Plata, "que Ensenada es una de las ciudades que más creció en la última década", pero que ahora la situación se complejizó.

Para Secco el parate de la obra pública es uno de los motores que está castigando fuerte el municipio. El ejemplo paradigmático, para Secco, es la Central Termoeléctrica, una empresa de energía, cuya segunda etapa está parada, lo mismo que sucede con otras siete obras.

Además el intendente remarca que los comerciantes de la zona ahora denuncian que en el distrito hay una baja del 35% en ventas y mencionó la necesidad de trabajo que ya se empieza a sentir en las puertas del municipio.

Respecto del rol de la gobernadora María Eugenia Vidal en este contexto, Secco fue tajante. Aaseguró que en La Plata no atienden las necesidades crecientes del municipio, ni de ninguno de los intendentes del conurbano. "Vidal nunca me atendió", sentenció.

En otro orden, para el alcalde las causas de corrupción que se están impulsando en este momento son una excusa para tapar el ajuste que se está realizando. Y sintetiza "no hubo una sola medida del gobierno en favor de los que menos tienen",

Por último Secco reafirmó que movilizará en el regreso de CFK y sostuvo que cuando ella reaparezca va a ordenar la interna del FpV y que desde el gobierno lo saben, por eso le tienen miedo y tratan de "deslegitimarla".