En medio de las tensiones cruzadas entre Jorge Ferraresi y el gobierno de María Eugenia Vidal, la Municipalidad de Avellaneda ratificó que desde hace varios meses viene trabajando de forma articulada con el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, para implementar el sistema de emergencias SAME en el distrito.

El puntapié lo dio en abril, el propio Ferrares cuandoi mantuvo un primer encuentro de trabajo con la ministra de Salud provincial, Zulma Ortiz, donde definieron avanzar en este sentido.

Posteriormente, el secretario de Salud de Avellaneda, Dr. Luis Parrilla, ha tenido reuniones frecuentes con otras autoridades provinciales para seguir definiendo acciones concretas sobre su puesta en práctica.

Para el mes de Agosto está previsto iniciar las capacitaciones destinadas al personal médico, técnico y administrativo que prestará funciones en estas bases y luego de ese proceso de formación, se estima que en Octubre ya estén en funcionamiento las 4 bases que tendrá Avellaneda, ubicadas en la Unidad Sanitaria N° 1 de Villa Corina, en el Centro Integrador Comunitario de Dock Sud, en el Centro Integrador Comunitario del Barrio San Lorenzo de Wilde, y en la actual base de emergentología local, de Av. Belgrano y Supisiche en Sarandí. En dichas sedes habrá 9 móviles atendiendo la demanda de urgencias locales.

Cabe destacar que así como sucede con los otros municipios que se han sumado a este proyecto, los tiempos de implementación, compra de equipamientos y capacitación del personal afectado a esta labor han impedido hasta ahora que SAME funcione en algún distrito bonaerense.

Avellaneda es de los municipios que más interés ha demostrado para incorporar este servicio, y desde la convocatoria del gobierno provincial, es de los que mayor cantidad de pasos concretos ha dado en pos del objetivo de traer ese beneficio a sus vecinos.