Oficialista de todos los oficialismos. Ese parece ser el ideario del intendente de Ezeiza y exministro de Seguridad de la administración de Daniel Scioli, Alejandro Granados. El exsciolista fue el primero en saltar del FpV tras su derrota y ahora está cada vez más PRO. "Este es un momento en el que hay que salir a bancar a la gobernadora María Eugenia Vidal", dijo ayer mientras varios dirigentes del macrismo lo escuchaban.

El mandatario comunal se expresó así durante la visita que el vicepresidente de la Cámara de Diputados provincial, Manuel Mosca, efectuó al distrito, donde repudió los dichos de Aníbal Fernández sobre la gobernadora y aseguró que el dirigente quilmeño "tiene miedo de ir preso".

"Los intendentes tenemos que contribuir a que la provincia salga adelante, porque eso es a favor de nuestros vecinos", aseguró Granados en declaraciones a la prensa.

Para el jefe comunal de Ezeiza, es "importante acompañar y apoyar al gobierno provincial en cuestiones centrales como el reclamo del Fondo del Conurbano".

No obstante, Granados señaló que al gobierno bonaerense hay que "señalarle las cosas que" a los intendentes les "parecen mal", pero "siempre con una visión constructiva y respetando lo que la gente votó en octubre".