En su recorrida por Quilmes, la gobernadora María Eugenia Vidal junto al presidente de la nación, Mauricio Macri, anunció

un plan de obras que tendrá una inversión "cercana a los 200.000 millones de pesos".

Adelantó, que estas obras "son cosas muy importante para los vecinos, para empezar por el agua potable y las cloacas, tarifas que muchas veces son invisibles, que no figuran en ninguna boleta pero que son miles y miles y miles de familias que en la provincia pagan un camión atmosférico porque no tiene cloacas o compran el bidón de agua en los almacenes porque no la pueden consumir".

"Esta es una enorme inversión que se suma a la inversión hidráulica, junto a las inversiones viales, aéreos, -con las reformas del Aeropuerto de Ezeiza-, los fondos para los ferrocarriles suman casi 200.000 millones de pesos", detalló Vidal.

Por su parte, el presidente Mauricio Macri se refirió a los aumentos de tarifas y dijo hoy que le "duele y desespera" tomar la decisión de aumentar las tarifas de los servicios públicos", pero prometió que se trata de la "antesala de un proceso de crecimiento inédito en el país", al anunciar junto a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, un ambicioso plan de obras públicas para diversos distritos del territorio bonaerense, con una inversión cercana a los 200.000 millones de pesos y una generación de empleo que beneficiará a al menos 100 mil personas.

"A mi me duele tener que hacer los aumentos, pero la Argentina en una forma irresponsable en la gestión anterior fue destruyendo la prestación de los servicios públicos porque no se invirtió y nosotros empezamos a corregir ese desfasaje a partir de recomponer el sistema tarifario apostando al proceso de inversión", explicó Macri.

Agregó que "esto es parte de una primera etapa de ordenamiento, pero estoy convencido que esta es la antesala de un crecimiento inédito en el país".

Estas declaraciones se dieron tras encabezar una reunión de gabinete ampliado en el partido bonaerense de Quilmes, donde además destacó que el anuncio sobre obras de infraestructura "es el resolver los problemas concretos que a la gente no la deja dormir" y mencionó entre ello la seguridad, la escuela pública "la pesadilla" de la inundación, el transporte, y el trabajo.

"Este nivel de inversión en los próximos cuatro años no se registra en la provincia de Buenos Aires hace más de 30 años. Y lo tenemos que hacer y lo vamos a hacer generando trabajo del bueno, genuino y que dignifica y no inventando trabajo público para ocultar el desempleo", aseguró el mandatario.

"Vamos en el buen camino. Vamos a crear un trabajo en el cual al final del día llegue el hombre agotado a su casa diciendo yo hice mi aporte, yo ayudé a crear la Argentina que todo soñamos"

"Cuando lleguemos al pico de las obras de agua potable y cloacas, que nos llevará un año y medio, solamente en esa línea de inversión va a generar más de 100.000 puestos de trabajo en el gran Buenos Aires, eso será una revolución del empleo", enfatizó.