La jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario, sostuvo que la desocupación trepó del siete al 14 por ciento en su distrito, producto de “este feroz plan económico que sigue expulsando y destruyendo el trabajo argentino”. Además, valoró la unidad de “todos los sectores del peronismo”.

Tras el Congreso del Partido Justicialista de la Provincia realizado en suelo matancero, la intendenta local Verónica Magario puso en relieve el acuerdo celebrado entre todos los sectores del peronismo y analizó el impacto del rumbo económico del Gobierno.

La líder distrital señaló que el Congreso materializó “la unidad de todos los sectores del peronismo, que quiere recuperar los derechos que el pueblo argentino está perdiendo”. “Desde la Provincia, el peronismo le dice a los bonaerenses que acá estamos para defender sus derechos, todo lo que se les ha quitado”, aseveró.

En esa sintonía, ponderó que “han participado todos los sectores” y apuntó que este acuerdo “nace en Lobos, en la primera reunión de intendentes donde nos juntamos para ir consensuando y trabajando esta unidad que hoy se refleja en el PJ”.

Y abrió la convocatoria a los sectores que no se encuentran bajo el paraguas del PJ: “Ampliamos los brazos a todo el mundo; el que quiere venir y defender los derechos del pueblo argentino, acá vamos a estar esperándolo. Queremos volver a ser la opción que defiende al pueblo argentino”.

En cuanto a las definiciones electorales, planteó: “Hay una gran amplitud para que se presenten todos los que se quieran presentar dentro del peronismo. Todos aquellos que quieran defender a los bonaerenses desde el peronismo, van a tener derecho a participar”.

Asimismo, Magario disparó contra el Gobierno: “Los argentinos la están pasando mal y nosotros queremos que la vuelvan a pasar bien. Han entregado la patria, han gobernado para los que más tienen y se han olvidado de los que más necesitan”.

“Hay muchísima tristeza, es lo que se ve en cada barrio. Los salarios están depreciados, un sector ha quedado afuera. En La Matanza se duplicó la desocupación, de siete a 14 por ciento. Miles y miles de familias han quedado fuera del sistema”, reveló.

Y concluyó: “No la están pasando bien y el Gobierno desoye y avanza en este feroz plan económico que sigue expulsando y destruyendo el trabajo argentino. A esto, el peronismo le dice ‘basta, no va más’”.