Paulo Agustín Bustamente fue asesinado de un balazo cuando dos ladrones asaltaron a su padre en Villa Centenario. Los vecinos aseguran que es “es un barrio liberado” y exigen seguridad. Un grupo de manifestantes prendió fuego la casa de uno de los acusados.

Vecinos de Lomas de Zamora se concentraron hoy en la Plaza 17 de Agosto, a dos cuadras del lugar donde ayer fue asesinado Paulo Agustín Bustamente, de 3 años. Durante la protesta apuntaron contra la gobernadora María Eugenia Vidal, a la Policía Bonaerense, Local y la Justicia.

“Nadie hace nada por la seguridad”, dijeron ante medios televisivos y agregaron que Villa Centenario “es un barrio liberado” para cualquier delito.

En tanto, vecinos de Lanús que se sumaron a la marcha en solidaridad con la familia de la víctima contaron que los delincuentes no van presos porque “tienen plata para coimear a policías, fiscales, jueces y al intendente (Néstor Grindetti)”.

Mientras se producía la protesta en la plaza de Villa Centenario, un grupo de manifestantes se dirigió hasta la casa del único detenido por el crimen y la prendió fuego.

El acusado es un menor de 16 años que se encuentra a disposición de la Fiscalía de Responsabilidad Juvenil N° 4 y fue reconocido por el padre de la víctima, Martín Bustamante, mientras que un segundo delincuente se encuentra prófugo.

Bustamante contó que el miércoles por la noche había salido a comprar una pizza y en la esquina de las calles Timoteo Gordillo y Victorino de La Plaza, a una cuadra de Camino Negro y a tres de los Tribunales de Lomas de Zamora, los interceptaron los ladrones que “estaban escondidos” detrás de un árbol.

Los asaltantes le robaron la plata y cuando se iban uno de ellos disparó un arma de fuego. El balazo impactó en la espalda del nene, quien murió poco más tarde en la Clínica Boedo.