Cuando faltan pocos días para que sepa el desenlace definitivo de las PASO en la provincia de Buenos Aires, la candidata a senadora Cristina Fernández de Kichrner se reunión en Lomas de Zamora con jefes comunales de los partidos más importantes del Gran Buenos Aires. En la tercera sección Unidad Ciudadana superó por 400 mil votos a Cambiemos y le permitió consolidar su triunfo en las primarias.

Del encuentro participaron, el anfitrión, Martín Insaurralde, los intendentes de Almirante Brown, Mariano Cascallares; de Esteban Echeverría, Fernando Gray; de Avellaneda, Jorge Ferraresi; de Ensenada, Mario Secco; de Cañuelas, Marisa Fassi y de FLorencio Varela, Julio Pereyra, además del Diputado nacional Gustavo Arrieta, el diputado provincial Aníbal Regueiro, el titular del PJ Bonaerense, Fernando Espinoza, y del compañero de fórmula de Cristina, Jorge Taiana.

En un tono distendido, trasncendió que CFK y los alcaldes repasaron características del escrutinio definitorio, que le permitió al kirchnerismo mejorar su performance en relación al conteo provisorio. Además, llamaron a renovar esfuerzos de cara a octubre: entre Unidad Ciudadana y Cambiemos se disputarán qué fuerza logra ingresar un segundo senador nacional. Una de las tareas del peronismo será posicionar la candidatura de Taiana.

Entre las ausencias notables estuvo Alejandro Granados, de Ezeiza, siempre de relación tirante con el cristinismo. Sin embargo, su mujer, Dulce Granados, fue candidata de Unidad Ciudadana en el distrito y logró una contundente victoria.