El pedido de informe al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, también incluyó información de lo actuado por la Comisión Evaluadora creada para trazar un cuadro de situación a tener en cuenta en el traspaso.

La solicitud fue acompañada con una carta, dirigida al Ministro de Salud bonaerense, Dr. Alejandro Collia, en la que se manifiesta "la preocupación e incertidumbre ante la indefinición de la situación laboral de los trabajadores de la salud y el desenvolvimiento asistencial del hospital".

En enero de este año, el juez de garantías Nº9 Luis Carzoglio dispuso la vigencia de una medida cautelar presentada por los trabajadores en la Cámara de Apelación en lo Contencioso y Administrativo de La Plata, suspendiendo los convenios sobre la transferencia hospitalaria.

Pese a la vigencia de la medida, a fines de marzo el Intendente Jorge Ferraresi firmó un decreto para dar de baja a todo el personal del hospital, en nombre del traspaso de los trabajadores al ámbito provincial.

Por otra parte no se han disipado las dudas sobre la continuidad de las presentaciones de servicios del Hospital en el caso de que se concrete la provincialización.

“No queremos pasar al ámbito de la Provincia porque vemos que los hospitales están desmantelados y son una catástrofe. Carecen de insumos, de profesionales, y de recursos técnicos”, señala Virginia Villanueva, delegada gremial del personal.

En este sentido el propio Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires ha hecho público un comunicado donde se manifiestan en contra del traspaso y reclama al Secretario de Salud Municipal, Dr. Luís Parrilla que explique las razones sanitarias que justificarían la transferencia ya que “los centros de salud provinciales carecen de recursos humanos, aparatología, insumos e infraestructura”.