Lejos de Avellaneda, Gladys Gonzalez ya se muestra activa para tratar de resolver uno de los conflictos más álgidos en términos sindicales para Mauricio Macri. Es que la Diputada conforma, propuesta por el propio Macri, la Comisión Interventora Judicial del SOMU que busca normalizar el gremio que conducía el polémico Omar "Caballo" Suarez.

En ese sentido la blonda diputada ya puso manos a la obra y estuvo en una gira patagónica reunida con los trabajadores de Puerto Madryn y Rawson. Además se mostró con el secretario de Pesca de Chubut, Alberto Gilardino y con autoridades de la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP).

González, que conforma el triunvirto interventor con Jorge Carlos Alonso y Santiago Viola buscan calmar las aguas y mostrarse conciliadores, en medio de conflictos internos que el SOMU que los atraviesan.

“Nuestro compromiso es trabajar por los derechos de los trabajadores y poner fin a las mentiras de las viejas autoridades acerca de que venimos para que los obreros se tengan que arrodillar ante las empresas. Estamos empezando a hacer un sindicato de y para los trabajadores. Venimos a mejorar el funcionamiento del sindicato y la prestación de todos los servicios a nuestros afiliados”, explicaron las autoridades de la Comisión Interventora Judicial.

La idea de Gonzalez y la intervención en su conjunto, es salir con una gestión "exitosa" de la intervención y retirarse dejando en orden las cuentas del gremio que hoy es un hervidero por denuncias de defraudación millonarias.

“La comisión evaluará las acciones  que convienen hacer, una vez que se evalúe la dimensión de todos los despilfarros”, señalaron quienes mantienen la representación legal exclusiva de los marineros de la actividad.