El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, consideró hoy que la seguridad “es un tema de Estado” al desechar de esta manera toda especulación política por el regreso de las fuerzas federales al conurbano que se inició ayer.

“Este es un tema de Estado, no de campaña política”, planteó Insaurralde, al tiempo que estimó que “tanto el Presidente (Mauricio Macri) como los ministros no lo han tomado como un tema político”.

En declaraciones a Radio Nacional, uno de los principales referentes del grupo de intendentes peronistas Esmeralda manifestó hoy su confianza “en la buena fe" de los funcionarios del Gobierno en la decisión del regreso de las fuerzas federales al conurbano para combatir la ola de inseguridad en la región.

“Ayer fue un día muy positivo porque volvieron las fuerzas federales a la provincia de Buenos Aires y en el caso de Lomas de Zamora lo hizo la Gendarmería, que ya había trabajado muy bien hasta principios de este año cuando fueron retiradas”, recordó.

En este sentido, Insaurralde valoró hoy que el Presidente y los ministros del gabinete nacional hayan acompañado “el reclamo que teníamos la gobernadora María Eugenia Vidal y los intendentes”.

“Este es un primer paso para trabajar todos juntos y empezamos el viernes último armando un mapa muy completo del delito”, destacó y añadió que "la gente confía en los gendarmes para contarle los problemas del barrio".

En este contexto, el intendente bonaerense reveló hoy que "en Lomas de Zamora han aumentado los secuestros express, muy poco pero han aumentado" y comparó la estadística “con los números que provee la provincia de Buenos Aires que se manejó siempre con los números de la Procuraduría y de la Policía Federal".

Ante una consulta, Insaurralde rechazó que el gobierno anterior haya minimizado el estado de inseguridad en el país, al señalar que “no se niega la inseguridad cuando se envían 6.000 gendarmes a la provincia de Buenos Aires o cuando se crea una fuerza nueva y preventiva como la Policía Local”.

“Estos gendarmes que llegaron ayer a Lomas de Zamora ya fueron enviados en agosto de 2013”, afirmó al reinvindicar la gestión anterior en esta temática.

Al respecto, señaló que “los intendentes siempre queremos ayudar. En Lomas, por ejemplo, todas las escuelas públicas tienen alarmas y eso es posible porque hemos destinado el 10% del presupuesto municipal para combatir la inseguridad”.

Tras rechazar el alineamiento con algún sector interno del peronismo en particular y el apoyo a algún eventual candidato para las elecciones de 2017, Insaurralde manifestó su "agradecimiento" a la ex presidenta Cristina Kirchner por su apoyo en la gestión del municipio.

“Yo por Cristina Fernández de Kirchner no tengo más que mi agradecimiento, porque además gran parte de la transformación de Lomas la hicimos de la mano del gobierno nacional”, dijo.

“Soy un eterno agradecido, aunque eso no significa que haya tenido un acuerdo en todo, pero mi camino siempre es adentro del peronismo,” completó.