Las medidas de ajuste solicitadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) golpea directamente en los municipios bonaerenses. En este contexto, el intendente de Berisso, Jorge Nedela, anunció una serie de medidas con el fin de “achicar el gasto público y engrosar los ingresos de la comuna”.

Entre los anuncios, el mandatario señaló que recortará en un 20% el funcionamiento en las cooperativas. Consultado sobre este punto, Nedela no supo precisar en qué consistirá el achique, aunque se estima que tendrá un impacto en los salarios de los cooperativistas.

Además, se ampliará el recorte en las horas extras de los trabajadores municipales. Esta medida ya fue implementada por el municipio de Berisso durante el año pasado y significó un duro golpe para los ingresos de los municipales. Al igual que lo que sucede en Nación y Provincia, Nedela también anunció que se congelarán hasta el fin de su mandato el ingreso de trabajadores al Municipio.

Con el objetivo de obtener una mayor recaudación, el Jefe Comunal, de origen radical, expresó que avanzará en la implementación de “Estacionamiento medido” y “fotomultas” en el Distrito. La medida recibió la crítica de los sectores de la oposición por “tratarse de una herramienta meramente recaudatoria y no con fines de disminuir los accidentes viales”.

En tanto, Nedela afirmó que “vamos a perseguir y castigar a quienes no pagan los impuestos municipales”. En ese sentido, el intendente creará una Agencia de Recaudación local en un contexto de fuerte impacto de los tarifazos y la inflación en las economías familiares.