Sólo en ese distrito del sur del conurbano se registraron 8 mil votos más de diferencia para CFK que no se habían contado. Con ese dato pasaría al frente por mil votos. Recién a mediados de la semana próxima reconocerían al ganador.

Cristina Kirchner comenzó a consolidar su triunfo en las elecciones de la provincia de Buenos Aires, en la medida que avanza el escrutinio definitivo. Cómo se había revelado en otros distritos, cuando se empezó a trabajar sin manipulaciones, empezar a variar los resultados.

Según los datos definitivos, que publicó hoy La Política On Lina, el escrutinio en Lomas de Zamora, arrojó que sólo con ese distrito la ex presidenta obtiene un triunfo a nivel provincia.

El resultado del recuento definitivo en Lomas de Zamora le otorga a CFK una ventaja extra de 8.000 votos. Según este recuento fiscalizado por la Cámara Nacional Electoral -máxima autoridad en la materia-, Cristina sumó en el municipio que gobierna Martín Insaurralde 16 mil votos, contra 8 mil que incorporó el candidato oficialista Esteban Bullrich.

Esto le da a la ex presidenta una diferencia de 8.000 votos sólo en Lomas de Zamora, que la colocan en primer lugar, ya que al cierre del escrutinio provisorio quedó 7.000 votos abajo, lo que le permitió al Gobierno evitar al otro día de las primarias el título en los diarios de que Cristina ganó la provincia.

Lo que se va conociendo a medida que se recuentan los votos, dan pie a las denuncias de la ex presidenta sobre la manipulación de Cambiemos del escrutinio provisorio.

Si bien el resultado definitivo se conocerá recién a mediados de la semana próxima, la manipulación del escrutinio provisorio se trató de una jugada de corto vuelo, ya que si bien evitaron la tapa del lunes, el kirchnerismo hará de la confirmación del triunfo de Cristina el puntapié inicial de su campaña para las generales de octubre.