La candidata a Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, continúa apostando al fortalecimiento de su campaña en la tercera sección electoral, donde se hace fuerte el kirchnerismo. La idea de la vicejefa de gobierno porteño es intentar capitalizar los votos de aquellos ciudadanos no conformes con el gobierno nacional, pero que no han votado, tampoco, al Frente Cambiemos en las elecciones primarias.

Es por eso, quizá, que antes que mostrarse por las calles céntricas de la comuna junto a su candidato a nivel local, el vencedor de la interna de Cambiemos, Gabriel Kunz, que no apareció ni en las fotos, lo hizo de la mano de Ricardo Giacobbe, hombre que tras hacer gran parte de su campaña con el massismo, dio el salto al PRO, horas antes del límite para la presentación de candidaturas.

"Nos visitó en Berazategui la candidata a gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal y la candidata a 1º Parlamentaria del Mercosur Distrito Nacional Mariana Zuvic", escribía para sus seguidores de la red social Facebook, Ricardo Giacobbe, el mismo 19 de septiembre.

El referente opositor, de la misma manera replicó en su cuenta personal de Twitter "Gracias @mariuvidal por visitar #Berazategui y escuchar a los vecinos. Vamos a Octubre con más fuerza que nunca!".

Lo significativo es que el candidato a Intendente de Cambiemos, si bien hizo su aparición en la recorrida de la aspirante a la gobernación, no hizo alusión alguna a la visita en las redes sociales, y ni siquiera apareció en las fotos con Vidal.

Y la respuesta reside, tal vez, en la coyuntura y las necesidades actuales de Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires. Donde Giacobbe, por su rol histórico de opositor en el distrito, y por su trayectoria junto al Frente Renovador, se erige como un referente político de mayor vuelo para traccionar el voto no kirchnerista que no eligió a Cambiemos en las PASO.

Y es que allí, en ese nicho electoral de votantes no afines al gobierno nacional y a sus candidatos municipales, están puestas las ojivas del PRO en el territorio bonaerense. Claro que ahora más orientadas a ganar a aquel elector opositor que no se han inclinado por Cambiemos, en las elecciones primarias, y si lo ha hecho por el Frente Renovador-UNA.

En Berazategui, ese traje le quedó justo a Ricardo Giacobbe que tras dar el salto al PRO local con sus fiscales, sin negociar candidaturas, le dieron a Kunz un crecimiento de 8 a 10 puntos porcentuales para la elección.

Es por ello que, incluso en la cartelería, el PRO local centraliza la campaña en la figura de Ricardo Giacobbe, que a pesar de no ser candidato de Cambiemos, no haber ganado interna alguna y no se presentarse a ningún cargo ejecutivo, parece tener mayor peso entre el electorado no K, que el vencedor de las PASO de Cambiemos, Gabriel Kunz.

Y eso se vio el sábado en la visita de la actual vicejefa de gobierno porteño, donde paradójicamente su recorrida por el distrito no fue siquiera mencionada por el candidato a Intendente.