La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue sumando dirigentes del randazzismo para Unidad Ciudadana: ahora se reunió con Darío Golia, ex intendente peronista de Chacabuco. El dirigente pertenecía al espacio conducido por Domínguez, aliado a Florencio Randazzo.

"Cristina es la única dirigente capaz de frenar el ajuste del gobierno de Macri", aseguró Golia después del encuentro con la candidata a senadora nacional en el Instituto Patria.

Chacabuco pertenece a la cuarta sección electoral, donde el frente Cumplir, de Randazzo, tuvo su mejor rendimiento: sacó el 10,33% (casi 40 mil votos). De ahí la importancia de que la ex mandataria pueda mejorar su performance en esa región donde Cambiemos le sacó 16 puntos y 60 mil votos.

En la reunión, Golia se refirió a la "fuerte caída" del empleo en la región. En los últimos meses, cerró la empresa Nidera y despidió 85 empleados. En tanto la multinacional Ingredion despidió otros 112. También se sumó a la ola de despidos Don Mario que desafectó a 11 trabajadores. Otras empresas y comercios también despidieron empleados, provocando 500 puestos de trabajo menos en los últimos meses.