Los habitantes de Santa Regina, localidad de General Villegas, estuvo inundada durante 20 meses y sufrió el éxodo de parte de sus pobladores.  Hoy se movilizaron  para reclamarle a Vidal que "no fusionen grados de la escuela primaria por la baja matrícula", ya que temen sea "el paso previo al cierre del establecimiento".

"En Santa Regina vivimos una tragedia: durante 20 meses estuvimos inundados y cinco de esos meses aislados de la ciudad cabecera, por lo que cerraron seis tambos y familias enteras se fueron a otras localidades", explicó Alejandra Saubot, ex docente de la escuela primaria número 7 Bernardino Rivadavia.

La mujer, madre de un niño que asiste a primer año en esa institución, aseguró que la escuela, fundada hace 112 años, "es el motor del pueblo".  Si bien llegó a tener unos 70 alumnos, tras la inundación quedaron sólo 35, por lo que las autoridades provinciales dispusieron fusionar cursos y cesar docentes.

"Se fusionaron primero, segundo y tercer año, al igual que cuarto y quinto", detalló Saubot, quien sostuvo que "eso sin duda afectará la calidad de enseñanza, porque los tiempos y formas de aprender de un niño de primer año no son iguales a los de un niño de tercero". Saubot, quien fue cesada en su cargo tras la fusión de uno de esos cursos.

El pueblo, uno de los más antiguos de Villegas, tiene unos 450 habitantes, mientras que unos 160 se fueron por las inundaciones de 2016 y 2017.

Fuente: Tiempo Argentino