Así lo relató el jefe comunal de General Puyrredón, quién  durante la apertura de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de ese partido bonaerense, explicó el altercado que mantuvo con el ministro de Energía de la Nación. Fue por el Gasoducto de la Costa.

El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, reveló que estuvo a punto de “agarrarse a trompadas” con el ministro de Energía nacional, Juan José Aranguren, por la ampliación del Gasoducto de la Costa.

Arroyo relató durante la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de la ciudad balnearia.

El intendente, que pertenece a un partido vecinal que respalda a Cambiemos, contó que en su momento le pidió la ejecución de la obra al ministro Aranguren, durante un encuentro que ambos mantuvieron.

Según el intendente, el funcionario de Mauricio Macri se mostraba reticente a la inversión. “Con Aranguren me pelee mal. Discutimos una hora solos y casi nos agarramos a las trompeadas”, indicó.

No obstante, señaló Arroyo, al cabo de esa reunión, la respuesta de Aranguren fue: “Se hace el gasoducto”. Eso, indicó, permitirá que llegue al gas necesario para las obras nuevas que se realizan en la ciudad. Mar del Plata tiene graves problemas de suministro de gas.

Arroyo fue respaldado por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal desde un primer momento, pero la gestión y algunas actitudes peculiares del intendente llevaron a Cambiemos a no ocultar sus críticas a su administración muy cuestionado por los propios marplatenses.

Cambiemos empezó a instalar a dos dirigentes, para competir en el 2019 por la intendencia marplatense: el dirigente radical Maximiliano Abad y el ex embajador en Uruguay, Guillermo Montenegro.