El intendente de Mar del Plata lanzó una polémica frase para justificar la falta de limpieza de la ciudad. “Antes las señoras barrían a primera hora las veredas, ahora las veredas no se barren más”, señaló.

El Cambio en Mar del Plata se llama Carlos Fernando Arroyo, intendente de “la Feliz”, quien al dar su discurso habitual en el inicio del período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, se refirió a la falta de mantenimiento de la ciudad y aseguró que décadas atrás estaba “limpia” porque “las señoras barrían las veredas” a primera hora de la mañana.

“Antes las señoras barrían a primera hora las veredas, ahora las veredas no se barren más. Antes los vecinos se preocupaban por pintar el frente de la casa, de tenerlo limpio y ordenado; ahora eso tampoco ocurre. Antes las veredas estaban impecables; hoy hay muy pocas veredas en buen estado. Caímos en un abandono generalizado”, resumió Arroyo ante la falta de políticas públicas de su gestión.

Según el medio 0223, Arroyo arrojó la frase al recordar que cuando era un niño los familiares que llegaban de visita a su casa “les agarraba fanatismo por Mar del Plata”. “Yo no entendía, más aún porque había viajado a Buenos Aires y me había deslumbrado con las luces, los tranvías, los trolebuses; acá se veía menos o poco”, comparó.

En consecuencia, el Movimiento de Mujeres y Diversidad de Mar del Plata no dejó pasar el exabrupto del jefe comunal. “Una vez más el intendente Arroyo disparó su pensamiento machista y expresamos nuestro más enérgico repudio a semejante afirmación”, manifestaron. Además, llamaron a concentrarse este viernes a las 14 en las puertas de la municipalidad para “barrer la inacción, la impunidad, la ausencia de políticas públicas en materia de género, y la ideología patriarcal que pretende ensuciarnos”. En la oportunidad -anticiparon- le alcanzarán una escoba al intendente, “para que las veredas las barra él mientras nosotras llevamos la lucha a las calles