Esta semana, Carrefour Argentina se definió en estado "preventivo de crisis" luego de "tres años de pérdidas". La razón: la caída de las ventas desde la llegada de Mauricio Macri a Casa Rosada. La empresa negocia un ajuste con el gobierno nacional que podría incluir 3000 despidos.

La situación puso en alerta a muchos municipios de la provincia de Buenos Aires, donde Carrefour tiene buena presencia. En total, la empresa tiene más de 15 mil empleados en Argentina.

En ese contexto, una de las localidades más afectadas podría ser Tandil. En ese municipio se encuentran tres sucursales, en las cuales trabajan más de 300 personas.

Ante esa situación, el intendente macrista Miguel Lunghi se comunicó con el Sindicato de Empleados de Comercio y con el responsable local de Carrefour. Por ahora no tuvo respuestas concretas sobre el futuro de esas sucursales.

El comunicado de la empresa anunciando el "proceso preventivo de crisis":

Crisis de Carrefour: Tandil, en alerta por el posible cierre de tres sucursales