La justicia federal de Dolores procesó y trabó un embargo de 12 millones de pesos a dos ex funcionarios del municipio de Pinamar por el presunto fraude en perjuicio del Estado nacional cometido con la tarjeta Alimentar, informaron fuentes judiciales.
La medida fue tomada por el juez Martín Bava y recayó sobre el exsecretario de Desarrollo Social y Deportes, Javier Simón Tumas (44) y la exdirectora de Gestión y Control Territorial, Nora Analía Ponce (47).

Los dos ex funcionarios del municipio de Pinamar están acusados de por acción o severa negligencia, imprudencia u omisión consiente, participar de una asociación ilícita.

El Juez señaló en su resolución, que se investiga una organización de personas que de modo coordinado, permanente, con roles y funciones diferenciadas se dedicó a cometer delitos, particularmente en perjuicio de la Administración Pública Nacional y de personas vulnerables beneficiarias de fondos públicos asistenciales que el Estado Nacional destinaba para comprar alimentos.

Que concretamente la organización sustrajo fondos públicos que pertenecían al “Programa Alimentar”, utilizando indebidamente las tarjetas mediante las cuales se accedía y disponía de esos fondos, privando al real beneficiario de la asistencia dispuesta por el Estado Nacional.

El Juez Federal subrogante resolvió dictar el “procesamiento sin prisión preventiva” por considerarlos prima facie autores y/o partícipes necesarios de diversos delitos, disponiendo asimismo trabarles embargo sobre los bienes o dinero hasta cubrir la suma de 12.000.000 de pesos.