Ayer se realizó finalmente en el estadio José María Minella de la ciudad de Mar del Plata, la audiencia pública convocada por el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (Oceba), para tratar el aumento de la tarifa eléctrica.

Dicha audiencia había sido objetada por un fallo del juez Luis Arias, quien había ordenado cambiar la fecha de la convocatoria en Mar del Plata y realizar otros tres encuentros de modo de garantizar mayor participación y contar con información previa, no obstante ello el gobierno provincial apeló la decisión y concretó finalmente la convocatoria.

Por esta razón, organizaciones gremiales, políticas y sociales se dieron cita para denunciar la ilegalidad y la ilegitimidad de la audiencia que se realizaba –con muy escasa concurrencia-, indicando que sólo era una excusa formal y engañosa para convalidar los tarifazos.

Participaron de la multitudinaria convocatoria las diferentes centrales obreras locales y regionales, las dos CTA y la CGT, la Federación Universitaria Marplatense, también participaron organizaciones sociales como la CTEP, Barrios de Pie y Patria Grande, y partidos políticos como el Frente para la Victoria y el Partido Obrero.

Luego de marchar por unas cuadras, al llegar a las inmediaciones del estadio un vallado policial se encontraba dispuesto para impedir el avance de los manifestantes. Una vez allí, se montó una radio abierta para que las voces de los distintos sectores que estaban participando puedan expresar el rechazo a la audiencia pública y a la política de los tarifazos del gobierno nacional y provincial. Entre los oradores se destacó la presencia del titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, y de la Diputada Nacional de FpV Fernanda Raverta.