Así lo confirmó el director del hospital local uno de los funcionarios del municipio quien dijo que primero tiene que pensar en los pinamareños. Las declaraciones del funcionario del municipio gobernado por Cambiemos fueron realizadas en vísperas del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer.

La insensibilidad sin límite de Cambiemos afecta ahora a los pacientes oncológicos de Villa Gessel, que se quedaron sin la prestación del tomógrafo que posee el hospital de Pinamar por cuestiones económicas.

Dos días antes del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer, que se conmemora cada 4 de febrero, el director del Hospital de Pinamar, Pablo Zenon, explicó que en Gesell “tienen un tomógrafo obsoleto, que no les sirve para las funciones que requieren algún tipo de patologías”. Por ese motivo, “firmamos un acuerdo para tener algún tipo de recupero”, pero desde el distrito del intendente peronista Gustavo Barrera “nunca cumplieron”, agregó el funcionario del macrista Martín Yeza, en diálogo con la radio local Estación Marina.

“Entonces –continuó Zanón- decidí no darle más las prestaciones del tomógrafo. Tengo que pensar primero en los ciudadanos pinamerenses y después en los pacientes de otros distritos”.

Queda claro que una medida de este tipo no es autónoma del director del hospital, sino que proviene de la decisión política del intendente Yeza, quien hasta el momento no hizo ninguna referencia a las declaraciones de su funcionario.