El ex intendente de Mar del Plata Gustavo Pulti se negó a declarar hoy en la Fiscalía de Delitos Económicos en el marco de la causa en la cual se lo investiga por la posible malversación de fondos durante su gestión.

Pulti se presentó junto a su abogado Carlos Andrucci ante los fiscales Roberto Pizzo, Carlos Bruna y Fernando Berlingeri en la causa donde se lo acusa de haber malversado caudales públicos y de haber incumplido los deberes que debía mantener como funcionario municipal.

El ex titular del Ejecutivo del partido de General Pueyrredón se negó a declarar y aportó documentación y papeles para demostrar que se pagaron sueldos municipales "en el marco de lo que dicta la Ley".

Pulti fue denunciado por el actual concejal de Cambiemos, José Cano, que durante su paso por la Secretaría de Hacienda del actual intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, hasta junio pasado, denunció a la gestión de Pulti para que la Justicia investigue si hubo delitos económicos durante los últimos ocho años.

Los fiscales tienen la tarea de resolver sobre la utilización de fondos en descubierto por parte de la gestión anterior y la falta de permisos por parte del Concejo Deliberante para autorizar extralimitaciones en el presupuesto para financiar la caja de algunos entes deficitarios. Además, buscarán determinar si hubo irregularidades en la realización de las distintas ediciones de Expo Industria.

Si bien el ex intendente tenía que presentarse antes de las 10, se presentó a las 8 y luego de dejar un escrito se retiró en su auto particular.

En un comunicado de prensa, Pulti expresó que "quienes hicieron esta denuncia creen que pagar sueldos es un delito".

"Para nosotros pagar sueldos es sagrado. Hoy cumplimos con la responsabilidad de documentar las decisiones tomadas en nuestra gestión de gobierno, como lo merece la ciudad y nuestra gente", señaló el ex jefe comunal.

En su misiva señaló que aportó toda la documentación y papeles que acreditan "de qué manera cumplimos con el pago de los sueldos a los trabajadores municipales. Porque se nos acusa de pagar sueldos y ese es un deber de todo gobernante. No hacerlo supone perjudicar a los vecinos y a los trabajadores".

"Hemos usado en su momento, para este fin, todos los recursos disponibles, en el estricto marco de la ley, en circunstancias altamente exigentes. Lo hicimos nosotros como también lo tuvo que hacer la actual gestión a poco de denunciarnos".

Pulti dijo también que "acreditamos cómo procedimos con las exposiciones industriales, dos de las cuales están aprobadas con sentencia firme del Tribunal de Cuentas, mientras que la tercera fue hecha exactamente igual a las dos primeras.

Las realizamos junto a las instituciones más respetables y prestigiosas de la ciudad que bregan por la generación de trabajo".

Finalmente resaltó que "se trata de una denuncia irresponsable. Pero aun así, no hablaremos de la necesidad política del actual gobierno de confundir con estos temas. Por eso nuestra respuesta debe ser como la que damos: documentada, rigurosa, seria".

"Cuando se gobierna hay que tomar decisiones. Las nuestras tuvieron como prioridad que no se interrumpiera los servicios para los vecinos, cumplir con los sueldos de los trabajadores y promover la industria de la ciudad", concluyó