Las turbulentas aguas de la costa de Pinamar no dejan de agitarse ni por un momento. Es por eso que quien llegara al cargo el septiembre de 2014 deberá enfrentar una interpelación por parte del Concejo Deliberante.

El pedido se aprobó el pasado 9 de febrero con nueve votos a favor, dos abstenciones y una ausencia en el recinto.

Ahora, el próximo martes 24 de febrero, Pedro Elizalde tendrá que explicar las denuncias que se conocieron en los últimos días sobre el manejo de fondos destinados a publicidad.

Al respecto, el Concejal massista Edgardo Passo, indicó, en declaraciones al medio Infocielo, que el Jefe Municipal había aseverado en noviembre que "se contaba con 15 millones de pesos", producto de la publicidad que se permitió poner en las calles de Pinamar.

No obstante, el edil señaló que el momento "sólo se conoce que fueron liquidados 9 millones de pesos. Falta liquidar publicidad".

Además, destacó que "no hay publicidad que está relevada, ni controlada" y que existen "falencias en los controles de publicidad", como también "irregularidades en la medición de cartelerías".

En concreto se habla de un faltante de 6 millones de pesos, aunque parece todo basarse en dichos informales y no en escritos.

Los sacudones en Pinamar no cesan. Es que el caso del distrito es único. Pedro Elizalde llegó al cargo luego de la renuncia de Hernán Muriale por un escándalo de irregularidades. Pero el propio Muriale había reemplazado a Blas Alteri también destituido por el Concejo Deliberante.

Por lo pronto habrá que esperar que el martes el intendente se presente a dar explicaciones y estar expectantes a ver si el massismo logra generar la marea suficiente para llevarse a otro pez gordo.